OTOIZLEKU es un proyecto promovido por los franciscanos de Arantzazu, junto con un grupo de laicos. Ofrece la posibilidad de un encuentro entre personas que buscan, para compartir un tiempo de silencio y escucha.

Llevamos décadas, con nuestras agendas llenas de actividades laborales, familiares y de ocio, principalmente, y sin prestar demasiada atención a nuestro interior. Parece que poco a poco nos estamos dando cuenta de que la VIDA se termina secando si no afrontamos un proceso de transformación personal tanto a nivel humano como espiritual, que nos permita SER más libres, ligeros, pacificados, reconciliados,...

El Santuario de Arantzazu nos ofrece un espacio privilegiado para hacer silencio en nuestra vida y respirar. Silencio de ruidos externos y silencio de nuestros ruidos personales en forma de discursos, ideas, prejuicios,… para poder escucharnos en lo más hondo.

Hay una experiencia humana y espiritual que tiene que ver con la búsqueda de sí mismo, con la toma de conciencia de que somos más de lo que hacemos y que la vida está dentro y consiste en dejar que emerja y se despliegue.

Esta experiencia, alcanza su plenitud cuando aprendemos además a escuchar más allá de nuestro propio yo y nos dejamos afectar por toda la realidad tal cual es; por el entorno, el prójimo, el Misterio, por Dios.

Más allá de la educación religiosa, marcada por ritos y oraciones aprendidas y repetidas, nuestro corazón, en el claroscuro de su conciencia, busca encontrarse con la fuente que sacia toda sed de plenitud. Hacia ella queremos caminar, acompañándonos unos a otros.

Para todo ello, nos serviremos principalmente del silencio, de la palabra, la música y el canto.

Abierta para cualquier persona:

  • creyentes, no creyentes, los que están en la frontera,
  • los que buscan, los que por dentro tienen sed de algo más…

Búsqueda

Archivos

Powered by mod LCA